El perro chihuahua: características físicas


11 Las características físicas del perro chihuahua que primero saltan a la vista son su tamaño diminuto y sus orejas largas y erectas.

El AKC (American Kennel Club) reconoce dos variedades de chihuahuas: el de pelo largo y el de pelo corto.

Muchos chihuahuas de pelo corto tienen pelo muy delgado, pero otros tienen un pelo muy denso y grueso. Generalmente su rango de altura es de entre 15 y 25 cm en las cruces. De cualquier modo, algunos perros crecen hasta los 30 a 38 cm.

Los perros de exhibición AKC deben pesar no más de 2,7 kg.

Sin embargo, los chihuahuas  comunes, "sin aspiraciones", alcanzan mayor peso, hasta 4,5 kg o más, si es que presentan una estructura ósea que se los permita. Los chihuahuas exhiben una gran variedad de colores, que van desde el negro azabache hasta un crema pálido, manchados, o tonalidades como el cervatillo (café), chocolate, azul (gris), plata, tricolores, con líneas y con motas. A su vez, cada uno de estos colores puede presentar diferentes grados de intensidad cromática. La forma de la cabeza del chihuahua es redondeada, característica ésta distintiva de la raza, y sus ojos son muy grandes en comparación con el reducido tamaño del resto de su cuerpo, y sumamente chispeantes y expresivos.

Su hocico, en cambio, es más bien pequeño, y su frente es ligeramente abombada. La cola del perro chihuahua también es desproporcionada respecto de su reducido cuerpo, y ostenta un cierto grosor en su base que se va afinando hacia su extremo. Sus pies son muy pequeños y de forma más o menos oval, y sus dedos están separados. Relacionados: Perro chihuahua: historia de la raza ¿Por qué comprar un perro chihuahua? Perros mini.