El perro Deerhound Escocés


11 Esta raza, también conocida como Galgo o Lebrel Escocés, en sus orígenes se ha utilizado para la cacería, en especial de venados.

Una característica que la diferencia de otros galgos es el largo del pelo, mayor que en otros perros de su tipo. Es un animal de compañía muy agradable, a pesar de su apariencia muchas veces intimidante.

Se lleva muy bien con niños y con otros animales, siempre y cuando se adapte con otra mascota desde pequeño. Para adoptar a un perro de esta raza como mascota, hay que considerar que necesitará de mucho ejercicio. Además se deberá contar con un patio de buen tamaño y que esté bien cercado, a fin de evitar posibles conflictos con mascotas vecinas.

No tenerlo en cuenta si se vive en un apartamento. Entre los cuidados fundamentales para esta raza está el cepillado, que además evitará una posible caída del pelo.

Y siempre recordar que para el bienestar del galgo escocés habrá que pasearlo todos los días, para que pueda correr y jugar..