El perro Kuvasz


11 Originario de Hungría, donde se empleaba como pastor y guardián, el Kuvasz o Pastor Húngaro es una raza que ha surgido de forma natural.

Es un gran corredor, capaz de recorrer muchos kilómetros sin cansarse. La principal característica de este hermoso perro es su instinto de protección y su inteligencia.

Es muy dócil con sus dueños, y vigila incansablemente su territorio. Muy trabajador, necesita entrenamiento y ejercicio diario.

No se aconseja criarlo en apartamentos, porque no le gusta sentirse encerrado. Su pelo es un capítulo a parte: blanco y dócil como el de una ovejita, necesita cepillados frecuentes.

Pero el Kuvasz es naturalmente cuidadoso con su pelaje, y por sus hábitos de limpieza se aconseja no bañarlo con frecuencia, debido a su piel sensible. Curiosamente, cuando se usaba para el pastoreo, el pelo de esta raza lo hacía mimetizarse con las ovejas y defenderlas mejor. Los tiempos tanto no han cambiado, y sólo se recomienda el entrenamiento como guardián en situaciones que así lo requieran, porque puede volverse un perro agresivo..