El perro Pastor Catalán


11 El Pastor Catalán es otra de las razas oficiales autóctonas de España.

Su origen viene de los perros asiáticos emigrados a España, en la remota época de las invasiones bárbaras orientales.

Son parientes muy cercanos del Pastor de los Pirineos o el Pastor de bergamasco. Fue en 1919 cuando se reconoció como una raza española.  Según estimaciones, se contabilizan unos 400 ejemplares existentes. Eso por lo bajo, ya que hay variedades de pelo corto y cerdano que no forman parte de los cánones actuales aceptados por el club habilitado oficialmente para la raza. Tiene el pelo bastante largo, estirado o muy poco arriesgado.

El mismo es áspero al tacto y, además, posee subpelo abundante, sobre todo en el tercio posterior.

En cuanto al color, se puede decir que parece aparentemente monocromático, aunque hay variedades apenas perceptibles que van del neula, terrizo más o menos rojizo, gris, blanco y negro. En cuanto a su carácter, el Pastor Catalán es fiel fiel, rústico, frugal, obediente, resistente, ladrador, vigoroso y reservado. Sus características físicas y de actitud lo hacen adaptable a cualquier medio, pues puede vivir cómodamente en una vivienda así como funcionar como perro de rebaño en las más extremas condiciones ecológicas..