El perro Pomerania


11 Los orígenes del Pomerania encuentran su lugar en Islandia y Laponia, donde históricamente ejercieron labores de perros de trineo.

Se llama así porque llegaron a Europa por la región de Pomerania.

El nombre más común de este perro es Spitz, como lo conocen los alemanes. Suele pesar entre 1 kilo y medio y 3 kilos. Se trata, por ende, de la raza nórdica más chica.

Como podemos apreciar en la foto, su cabeza tiene forma triangular.

Las orejas son pequeñas y alzadas. La cola se curva sobre el lomo y es alta y horizontal. El pelaje del pomeranio tiene dos capas, la interior, densa y suave, y la exterior, larga, lacia y más áspera.

Los machos mudan la inferior una vez al año; las hembras intactas lo hacen durante el celo, tras dar a luz y en épocas de ansiedad. Es un perro bastante sociable. Adora dejarse acariciar y le gusta jugar y estar siempre en actividad.

Su adaptabilidad a cualquier ambiente, lo muestra siempre listo para realizar las tareas que su dueño le asigne. Es, además, un perfecto perro guardián.  .