El perro San Bernardo


11 El origen de este perro se lo puede encontrar bien lejos: desciende de los mastines de las legiones romanas, o posiblemente del Mastín Tibetano; habiéndose estos ligado con los perros que habitaban en la región de Suiza donde se estableció la raza.  Debe su nombre al hospicio San Bernardo en los Alpes suizos donde desde mediado del siglo XVII fue criado con el propósito de guiar a los monjes en la nieve y rescatar a los viajeros durante las tormentas.  Es una mascota gigante y muy popular.

Tiene mucha nobleza, con una capacidad de relacionamiento y atención con los niños impresionante.

Se lleva bien también con otras mascotas. Uno puede tenerlo en un piso, pero lo ideal es siempre darle el espacio que se merece en una casa con patio. Tiene un manto interior abundante y manto exterior acepta dos tipos: el pelo corto, que es denso, liso, pegado al cuerpo, sin ser áspero al tacto; y el pelo largo, de liso a ligeramente ondeado, siendo más notadas las ondas en la parte posterior del cuerpo.

Se nota más denso en los muslos.

En la cola el pelo es denso.  .