El perro Terrier escocés


11 El Terrier escocés es también llamado scottie, Scottish Terrier, y alguna vez se le llamó “Aberdeen Terrier”.

Se trata de un ejemplar pequeño pero de mucha resistencia.

Debido a su tamaño, tiene mucha habilidad y rapidez en sus desplazamientos. Sin embargo, son bastante musculosos.  En cuanto al color, existen variedades como el negro, el trigo y el brindle, esté último con características atigradas. Su pelaje necesita cuidados periódicos. Su hocico es alargado y llama la atención dentro del conjunto más bien pequeño que es su rostro.

Por ello su mandíbula es fuerte.  En cuanto a su origen, éste se remonta al siglo XVIII, y proceden de las tierras altas de Escocia.

En este lugar, desarrollaron la capacidad de ser "cavadores naturales". Fueron criados para buscar tejones en las montañas.

Su cola es fuerte, como para que el dueño pueda tirar de ella cuando se meten en los agujeros que cavan.

Como mascota, el terrier escocés es activo, y se adapta con facilidad a cualquier característica a cuanto a los lugares a ser albergado, sea casa o departamento. Le gusta ser mimado y acompañar a su dueño en actividades, como la salida a caminar.

Es un perro, por lo demás, muy leal y de una gran independencia. .