El ratón doméstico


11 Los ratones más aptos como mascotas son los ratones domésticos.

Mediante cruzamientos se han ido destacando sus mejores características en cuanto a docilidad y variedad de colores.

De hecho, en la actualidad existen cerca de 40 variedades de ellos. Estos roedores pueden ser unas mascotas sumamente entretenidas, y uno puede pasarse horas mirándolos jugar. Son muy escurridizos y difíciles de atrapar, pero si los acostumbras desde pequeños podrás llegar a domesticarlos como para que se dejen tomar y coman de tu mano. No son animalitos demandantes.

Cuidarlos es bastante sencillo y económico, y ocupan muy poco espacio.

Su expectativa de vida es similar a la de los hámsters; viven uno o dos años, pero algunos pueden llegar hasta los tres. Tienen hábitos nocturnos, así que estarán muy activos a partir del atardecer, pero no esperes que hagan mucho durante el día... Son animales muy sociables, por lo que viven mejor si están en pares o en pequeños grupos. Las hembras son más dóciles, su orina no tiene olor tan fuerte y suelen pelear menos que los machos.

Si prefieres tener machos, busca dos hermanitos que nunca hayan sido separados y dales una jaula grande, como para que cada uno tenga su propio espacio privado. No te conviene mezclar machos y hembras, a no ser que quieras tener cientos de ratoncitos en muy poco tiempo... Cuando vayas a escoger tu nueva mascota, busca una que se vea ágil y despierta.

Su pelaje debe ser suave y brillante, y su piel rosada en las orejas y cola. Su boca, nariz y zona anal deben verse limpias y sin ningún tipo de descarga..