El Rocío se salda con veintitrés caballos muertos


11 Según las cifras del Plan Romero, coordinado por la Consejería andaluza de Gobernación, veintitrés caballos resultaron muertos por agotamiento, inanición o maltrato, según informan fuentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. En la mayoría de los casos, los caballos que peregrinan a la aldea almonteña no están preparados.

“Se pasan todo el año en una cuadra, sin entrenamiento, y ahí son sometidos a un ejercicio brutal durante una semana entera sin ningún cuidado, sin darles de comer, sin hidratarlos, sin bajarse de ellos durante horas y horas o atándolos al sol”, añaden. El colectivo, ubicado en Málaga, ofreció a los responsables del Plan Romero una colaboración gratuita, para evitar este tipo de situaciones, a través de los vet-gates (puntos de control donde los animales son revisados por veterinarios y son retenidos si no están en condiciones de seguir). En algunos casos, la “dejadez” se convierte en maltrato intencionado, como han comprobado los agentes del Seprona: “Hemos pillado a individuos apaleando a sus caballos, sin conocimiento”.

La Ley andaluza de Protección Animal, en vigor desde 2003, tipifica como infracción muy grave el abandono o el maltrato de animales que les cause invalidez o muerte. Las multas oscilan entre los 2.000 y los 30.000 euros..