Emergencia. Torsión gástrica Parte 1


11 La torsión gástrica, también llamada DTVG si va acompañada de dilatación, es una emergencia frecuente y motivo de muerte en pocas horas.

En esta primera parte veremos cómo se produce y a qué razas afecta mayormente, y en la segunda parte veremos cómo evitarla y el tratamiento.

La imagen corresponde a la gran cantidad de aire (color negro) acumulado dentro del estómago, en una radiografía. Lo que sucede es que el estómago, lleno de alimento, aire y agua en cantidad, gira sobre sí mismo parcial o completamente, y con ello el aire atrapado más el alimento y agua ocupan tanto lugar que presiona a los pulmones, dificultando el ingreso de aire durante la respiración; y los vasos sanguíneos retorcidos provocan una congestión generalizada que harán que el perro entre en shock. Las razas más propensas a sufrir torsiones son en general los animales grandes de pecho profundo, y también los menstizos con esas características: Ovejero Alemán, Dobermann, Setter Irlandés, Galgo, Gran Danés, Schnauzer Gigante, San Bernardo, Airedale Terrier, Dogo Alemán y Borzoi, aunque también se ha observado en el Cocker, Basset Hound, Teckel y Pequinés. Este tipo de animales tienen el estómago mas caído y con mayor laxitud de los ligamentos que lo sostienen a la cavidad abdominal, con lo cual es fácil que gire sobre su eje. También se da, con menor frecuencia, en otros perros medianos o pequeños.

Algo importante para recordar en esta primera parte: se produce porque el perro ingiere agitado grandes cantidades de alimento y agua.

Nunca olvidemos eso..