Enfermedades de hurones


11 Enfermedades de hurones son variadas y se diagnostican  y tratan al igual que en otras mascotas como los perros o gatos, pudiendo afectar a los distintos sistemas de estos pequeños animales. Las enfermedades de las glándulas suprarrenales suelen afectar a los hurones adultos, que generalmente están castrados; esta enfermedad es debida normalmente a un tumor en dichas glándulas.

El abatimiento, la pérdida de pelo gradual y de masa muscular son signos característicos. El linfoma se puede dar tanto en hurones jóvenes como adultos, en estos últimos de forma más crónica; cursa con debilidad, inapetencia, pérdida de peso y se pueden ver distintos órganos afectados como el hígado y el bazo. Una de las enfermedades genéticas más comunes es el Síndrome de Waardenburg,  se da en hurones qu presentan franjas blancas en la cara o con la cabeza blanca; es una deformación producida en el útero materno donde aparece deformación del paladar ensanchammiento del cráneo e incluso sordera. Las enfermedades de la piel son similares a las que se dan en perros y gatos como la sarna, la tiña o la alergia a las pulgas. Por último citar la enfermedad intestinal proliferativa, característica de animales menores de 1 año; es provocada por una bacetria que afecta al intestino y cuyos síntomas son diarreas con sangre, inapetencia y pérdida de peso. Ante cualquier síntoma de los mencionados, es necesario llevar al hurón a la consulta del especialista, para que sea examinado y se le administre el tratamiento adecuado. Relacionados: Alimentación de hurones.