Enfermedades de la piel en los gatos


11 Los gatos pueden sufrir todo tipo de enfermedades en la piel, casi siempre provocadas por parásitos externos.

Al igual que los perros, pueden sufrir la presencia de pulgas y garrapatas. Las pulgas pueden transmitir la anemia infecciosa felina y sus síntomas son la picazón intensa entorno a los ojos, orejas y ano, y calvas en el pelaje.

Las garrapatas, por su parte, afectan las articulaciones de las extremidades, cabeza y partes inferiores. Son menos comunes en gatos que en perros, pero de igual manera habrá que estar atento a su posible aparición.

Sus síntomas son picazón y malestar.  Hay dos tipos de sarna comunes que deterioran la piel de los gatos.

Ya el otro día vimos la sarna felina. Ahora citaremos la sarna de la cabeza y la sarna otodéctica. La primera se manifiesta, como su nombre lo dice, en la cabeza, pero también en axilas, ingle, vientre, abdomen, base de la cola y los extremos de las articulaciones, donde tienen menos pelo.

Sus síntomas comunes: falta de apetito, pequeñas costras hemorrágicas, descamación de la piel, olor a grasa rancia, picazón intensa y caspa.  La sarna otodéctica lo produce un ácaro en el oído.

Se manifiesta por otitis con prurito, costras gruesas de color rojizo marrón mezcladas con el cerumen, y movimiento insistente de la cabeza.  Finalmente la tiña, que es un infección por hongos que se encuentran en el hocico, orejas, garras y colaformando calvas circulares. Los gatos entonces se muerden, rascan, limpian el pelo..