Enfermedades del conejo: ácaros


11 Los ácaros son parásitos muy diminutos que suelen atacar con relativa frecuencia a los conejos, especialmente en sus orejas.

Provocan una gran picazón en esa zona, obligándola a tu mascota a rascarse vigorosamente con sus patas traseras, mientras sacude su cabecita. Además podrás detectar una secreción amarilla costrosa adherida a la piel de su conducto auditivo.

El tratamiento consiste en quitarle el exudado suavemente y aplicar aceite de oliva o mineral, con o sin acaricida. Tu veterinario incluso podrá suministrarle ivermectina y gotas o ungüento con antibiótico, si además presenta dermatitis debajo de las costras. Tu conejo también podría contrarer ácaros en la piel, que se diseminan principalmente por su tronco y le provocan prurito. Observarás pequeñas escamas desprendidas entre el pelo y zonas de piel enrojecidas por el rascado constante. Tu veterinario podrá detectar los  ácaros y sus huevos a través de un microscopio. Esta enfermedad se trata con medicamentos para conejo que contengan piretrinas, o con ivermectina inyectable. Si bien no se transmite a los humanos, puede aparecer una reacción alérgica tipo rush cutáneo en personas sensibles.

Los ácaros se contagian fácilmente, así que es mejor aislar a los conejos afectados hasta que se recuperen. Referido: AmorDeMascota Relacionados: Enfermedades del conejo: generalidades Consejos para evitar la obesidad en conejos Enfermedades del conejo: maloclusión Enfermedades del conejo: ojos llorosos.