Enfermedades del conejo enano (II)


11 Es larga la lista de enfermedades que pueden aqujar a los conejos enanos a lo largo de su vida.

Por supuesto, prácticamente ninguna parte del cuerpo, ningún órgano se encuentra libre de contraer alguna afección. Por eso, los cuidados básicos (especialmente, los de higiene) son harto importantes en ellos.

Aquí te ofrezco la primera entrega de la descripción de unas cuantas de las enfermedades. Los abscesos bajo la piel y en las glándulas linfáticas son producidos por bacterias. Se manifiestan en la aparición de bultos que se pueden mover con los dedos como si fueran pelotas.

El veterinario es quien determinará el tipo de absceso y su tratamiento. El catarro puede ser contraído por corrientes de aire o humedad excesiva.

Los síntomas suelen ser estornudos, ojos llorosos y una descarga nasal fuerte. El animal afectado se frota la nariz con las patas delanteras. La coccioiosis es muy común, pero es una de las más complejas.

El nombre, en realidad, hace referencia a un parásito típico de animales domésticos, como aves, ovinos y hasta perros.

En el caso del conejo, sin embargo, solo se contagio de un conejo a otro. Existen dos clases: la hepática, con manchas blancas en el hígado y un adelgazamiento general; y la intestinal, con trastornos digestivos, gases y diarreas.

El conejo deja de comer y beber, y muere por deshidratación. La diarrea también es muy frecuente.

Se debe principalmente a cambios bruscos en la dieta del conejo. Si la diarrea aparece, es necesario alimentar sólo con heno y agua hasta que la diarrea haya desaparecido..