Enfermedades del conejo: ojos llorosos


11 Los ojos llorosos de tu conejo (descarga de lágrimas y piel húmeda debajo de éstos) pueden deberse principalmente a dos motivos: sus conductos lagrimales pueden estar obstruidos como consecuencia de alguna enfermedad de las vías respiratorias, o bien tratarse directamente de una infección ocular. Si se trata de un resfrío, por ejemplo, que puede haber contraído por corrientes de aire o humedad excesiva, durante un período de estrés o de  defensas bajas, ello se manifiestará, además de los ojos llorosos, mediante estornudos y una descarga nasal fuerte. Notarás que tu conejo se frota la nariz con las patas delanteras.

Si se debe a una conjuntivitis (infección bacteriana de la conjuntiva), verás que el cuadro se agravará y los pelos de alrededor de los ojos se le pegarán.

Esta infección puede ser provocada por la irritación que causa en los ojos del animal el humo, el polvo y/o la arenilla de su lecho. En casos graves pueden llenarse de lagañas, e incluso brotarles pus. Ante los primeros síntomas, concurre con urgencia a tu veterinario, ya que los lagrimales de tu conejo podrían obstruirse. Seguramente le recetará unas gotas oftalmológicas (colirio) para que se las apliques luego de limpiarle bien los ojos.

El especialista también verificará que los globos oculares de tu mascota no estén dañados. Referidos: Foyel ConejitosEnanos Relacionados: Enfermedades del conejo: generalidades Consejos para evitar la obesidad en conejos Enfermedades del conejo: maloclusión Orina anaranjada en conejos: Consultorio de mascotas.