Enfermedades del gato


11 La obesidad, las enfermedades mentales, la toxoplasmosis y  la otitis suelen ser las enfermedades más comunes que atacan a los felinos.

Pasamos a describir brevemente cuales son las características de estas dolencias gatunas. En cuanto a las enfermedades dentales, el sarro, la resorción dental y la gingivitis son las que más aparecen.

El sarro es una acumulación de esas sales minerales en la placa dental. Se inflama la encía y los tejidos que unen la pieza con el alveolo dental. Es frecuente que el diente afectado se caiga. La resorción dental lo sufren un 60% de los gatos, aproximadamente.

Consiste en la aparición de una inflamación de los tejidos adyacentes al diente.

Esta hinchazón hace que poco a poco vaya haciéndose más frágil hasta romperse. La Gingivitis también es una inflamación de las encías, favorece el sangrado y dolor de las encías. Puede provocar incluso la perdida de piezas dentales. La obesidad (foto), por su parte, causa trastornos nefastos en la vida del animal.

De hecho, puede reducir el tiempo y la calidad de vida.

Favorece problemas articulares, alteraciones respiratorias, problemas cardíacos por incremento del trabajo que debe efectuar el corazón, entre otras cosas. La toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria que afecta a casi todas las especies de sangre caliente, aunque los gatos y otros felinos son los únicos huéspedes definitivos del toxoplasma gondi, la más común. No suele generar problemas clínicos de gravedad. Finalmente, la otitis externa es la inflamación del conducto auditivo externo. Es un trastorno frecuente, afecta a perros y gatos de todas las edades y razas; sin embargo los perros entre 5 y 8 años y los gatos entre 1 y 2 años son los afectados con más frecuencia..