Enfermedades del gato Munchkin


11 Ya desde su aparición en EE.UU.

en 1982, al gato Munchkin, el primer gato de patas cortas hasta ese momento, se lo asoció con una malformación genética. Se sospechaba que pudiera padecer enfermedades que afectaran su columna vertebral, como ha ocurrido con la raza de perros Dachshund. Pero la experiencia demostró que en general esta raza de gatos es muy saludable. Lo que sí se le debe controlar son las posibles alteraciones de la columna baja, ya que su contextura fornida, combinada con sus patas cortas, repercute en el debilitamiento de su espalda (acondroplasia). Los Munchkin son muy sensibles a los cambios bruscos de temperatura, así que no deben ser expuestos a ellos.

Los demás cuidados a tener en cuenta son los básicos para cualquier gato: alimentación equilibrada y sana, cepillado frecuente del pelaje y mucho afecto y dedicación. Por lo demás, esta raza es proclive a contraer las enfermedades más comunes que amenazan al resto de los gatos, tales como parásitos externos y gastrointestinales, panleucopenia felina, rinotraqueítis infecciosa, sarna y tiña, por lo que las consultas periódicas al veterinario son imprescindibles. Relacionado: El gato Munchkin.