Enfermedades zoonósicas (II)


11 Sigamos con esto de las enfermedades zoonósicas, pues son muy comunes e incluso afectan a los seres humanos.

De hecho, esta es la característica fundamental y por lo que reciben ese nombre.

Ahora hablamos de la tuberculosis, la leishmaniasis y la ehrlichiasis. La primera de ellas, la tuberculosis, es producida por el micobacterium tuberculosis, en los perros, y el micobacterium bovis en los gatos. Estas mascotas enferman  mediante la inhalación aérea del virus, los lamidos y la ingestión de carne y leche contaminados. La leishmaniasis es contagiada por los llamados flebotomos, unos nada simpáticos mosquitos.

La picadura de éstos a un animal enfermo hace que lleven en sus glándulas salivales el virus, que luego se reproducen en el aparato digestivo para volver a inocular la enfermedad en otro animal. Finalmente, la ehrlichiasis es una infección transmitida por una garrapata.

A veces, se suelen confundir los síntomas con los de la leishmaniasis. El tratamiento es con antibióticos de amplio espectro (principalmente tetraciclinas)..