Enséñale a tu perro a no tocar


11 En el adiestramiento básico de mascotas existe un ejercicio que podría llamársele "no toques eso", que resulta importante para que nuestra mascota aprenda a refrenar ciertos instintos impulsivos. Este ejercicio practicado correctamente, refuerza la posición de liderazgo del asiestrador y además evitará que el animal ingiera alimentos que no le corresponde comer, evitando de tal modo potenciales problemas. El ejercio consiste en una serie de sencillos pasos.

Veamos el primero. El perro debe aprender a no tocar una galleta que le ofreces de tu mano.

Para esto es menester la utilización correcta de la voz y de los gestos: sonríe cuando le permites que coma; y pon el rostro serio diciendo firmemente la palabra "no" cuando no deba hacerlo. El paso siguiente será poner algunas "trampas" en la calle y realizar este mismo ejercicio, permitiendo y no permitiendo, referozando con gestos e indicaciones verbales. Repite este ejercicio y ya verás como el perro irá avanzando y obedeciendo a las inflexiones de vuestra voz. Una vez que esto ocurre, es importante llevar estas prácticas a situaciones más cotidianas y no solamente a lapsos de ejercicio. De tal modo el animal estará preparado para saber distinguir qué alimento comer y cuál no..