Entrenando a tu cachorro: dos palabras básicas


11 Cuando inicies el entrenamiento de tu cachorro, recuerda usar estas dos palabras más que cualquier otra: La primera palabra es el nombre de tu cachorro.

Elógiale cuando él responda a su nombre y se dirija hacia usted. La segunda palabra que él debe aprender es "no".

Y "no" significa "deja de hacer lo que sea en este mismo momento". A todos así como a ti, nos parece divertido ver a nuestro cachorro masticar unas viejas zapatillas, pero pasado algún tiempo ya no lo veremos tan divertido, pues el pequeño cachorrito tendrá tres veces el tamaño actual y lo encontrarás mordiendo tus mejores zapatos. Si tu cachorro muerde algo que no debería, dígale "no" en un tono alto y fuerte, proporcionándole enseguida sus propios juguetes de masticar. Algo más que tú debes enseñarle a que no haga, es el saltar sobre la gente para saludarlos, ya que lo más probable es que a la mayoría de tus amistades no les guste.

Algunos de tus amigos podrían estar descontentos con este comportamiento, cuando tu perro ya grande les brinque encima poniéndole las patas sucias sobre la ropa.

Actúa temprano, antes de que los malos hábitos se arraiguen. En lugar de darle atención, ignore a su cachorro cuando éste le salte encima.

Elogie a su cachorro cuando sus cuatro patas estén en el piso. Recuerda que un cachorro educado, es otro factor que refleja en parte la responsabilidad que pusiste en su crianza. .