Esterilización en perras: Consultorio de mascotas


11 "¡Hola! Estoy muy preocupada porque tengo la intención de esterilizar a mi perrita de seis meses, pero creo que ha quedado preñada.

¿Qué tengo que hacer?" Para esterilizar a tu perrita primero tendrás que certificarte tanto de la ausencia de embarazo como de celo, dos condiciones absolutamente necesarias para la esterilización.

El mejor momento para castrar a una perra es antes del primer celo, entre los seis y siete meses de vida. Esterilizando a la hembra podemos proteger su organismo de enfermedades como neoplasias, tumores y quistes de ovarios, hiperplasia vaginal y tumor de glándula mamaria, además de propiciarle una esperanza mayor de vida, en comparación a la de una perra que no está esterilizada. Esta práctica está especialmente aconsejada para las perras que sufren desbalances hormonales. En contrapartida, si la esterilización no se realiza correctamente no garantiza la ausencia de celo, y puede provocar quistes o tumores ováricos, tumores uterinos y piómetra.

Estos riesgos son prácticamente nulos en esterilizaciones practicadas por personas idóneas, así como la incontinencia urinaria asociada a la falta de estrógenos en perras esterilizadas. La esterilización en perras no perjudica su salud, y también se aconseja cuando no podemos asegurar la calidad de vida para los cachorritos de nuestra mascota, además de evitar los inconvenientes que podría causar el cuidado de la perra durante los celos. Pasado el primer celo, se recomienda practicar la esterilización en el período del anestro, tres meses después que hayan pasado todos los síntomas del celo, y antes que vuelva a ocurrir.

Cuánto antes se practica la esterilización, más protección para la salud de nuestra mascota..