Filtros para acuario


11 Actualmente en la tiendas de mascotas especializadas podrás encontrar una gran variedad de filtros para tu acuario, absolutamente imprescindibles para la práctica de la acuariofilia: filtros de esquina, filtros de placa (o de fondo), filtros de esponja, filtros de mochila, filtros seco-húmedo, skimmers, filtros de lecho fluido, algal scrubbers, etc. Los filtros de esquina son los que primero se empezaron a utilizar, incluso fabricados de modo casero, pero hoy prácticamente han entrado en desuso por su aspecto poco atractivo y antiestético, y además porque ocupan demasiado espacio y requieren un poco más de mantenimiento que el resto de los filtros.

Así que no te los recomendamos... Los filtros de placa , también llamados filtros de fondo, se usan bajo la arena del acuario, y son los preferidos de los principiantes, porque son muy baratos y presentan un desempeño relativamente bueno por un tiempo, sobre todo al principio.

Funcionan haciendo pasar el agua del acuario a través de la gravilla o arena del fondo. Los filtros de fondo son buenos filtros biológicos, ya que el lento paso del agua a través de la gravilla permite el crecimiento de colonias bacterianas benéficas que neutralizan el amoníaco tóxico. Lo malo es que los desechos sólidos de los peces son llevados hacia la gravilla, donde queda atrapada, provocando una gran suciedad, que encierra un riesgo potencial. Los filtros de esponja suministran un tipo de filtración biológica eficiente y barata. El agua es forzada a pasar a través de los poros de la esponja mediante un power-head o una bomba de aire.

El agua que pasa a través de la esponja permite el establecimiento de colonias de bacterias benéficas que neutralizarán el amoníaco. Los filtros de mochila son mucho más fáciles de mantener y pueden ser tan económicos como un filtro de placa.

Hay muchas variedades de estos filtros, pero los más comunes son los que se cuelgan en la parte trasera del acuario. A través de un tubo tipo sifón succionan el agua del acuario, la que ingresa a la caja del filtro, y allí pasará a través de la espuma porosa. Los filtros seco-húmedo funcionan según el principio de que un medio bien oxigenado, a partir del escurrimiento sobre esferas plásticas no sumergidas u otro medio, permite el establecimiento de colonias de bacterias beneficiosas que neutralizarán el amoníaco.

En este caso también encontrarás una gran variedad de formas y tamaños de filtros para escoger. Relacionados: Accesorios básicos para acuarios Filtros para el acuario: de esponja y de mochila Filtros para el acuario: De esquina y de placa Químicos para el acuario.