Gato callejero versus gato casero: una vida completamente distinta


11 El comportamiento y las costumbres de nuestros gatos muchas veces nos lleva a permitirles cosas que pueden serles perjudiciales, y una de ellas es cometer el error de permitirles salir de casa.

Aquí empezamos a conocer lo que es la diferencia entre un gato casero y uno callejero, o semi callejero.

Y creo que más de una persona (me incluyo) conoce bien esta diferencia. Muchos gatos viven desparramados en nuestros sofás, pendientes de las comodidades del hogar y absolutamente felices con ello, pero otros, sobre todo los que no están esterilizados, disfrutan de salir por los techos o a la calle, y vuelven a casa a comer y dormir, muchas veces haciéndolo afuera, y encima nos acostumbramos a que por uno o dos días no vengan. El problema de esto es que corren muchos riesgos, tanto por accidentes en sus paseos (hay gatos que pasan de un techo a otro, de un jardín a otro, con perros, trampas, personas que pueden lastimarlos desde sus casas; o cuando cruzan calles pueden ser atropellados accidental o intencionalmente, atacados por perros, y muchas cosas más. Otro de los peligros es la gran posibilidad de contraer enfermedades contagiosas, y no solo una sino varias, lo que hace que su tiempo de vida no sobrepase los 8 a 10 años, cuando pueden llegar a 15 o 20 años si tienen hábitos caseros. Ni hablar de envenenamientos, muerte por temperaturas extremas, etc.

Por ello y mucho más: esterilicemos a nuestros gatos! .