Gatos: Cuidados de cachorros huérfanos


11 Gatos: Cuidados de cachorros huérfanos.

Además de una correcta alimentación, el cuidado de las mascotas recién nacidas que no tienen mamá incluye  brindarle un lugar adecuado para dormir y descansar. El gatito deberá dormir en un sitio cálido, un animal muy pequeñito no conserva bien la temperatura.

Deberás entibiar su ambiente con el auxilio de una bolsa de agua caliente, una manta eléctrica o cualquier otra buena fuente de calor bien aislada del cuerpo del cachorro para que no se queme. Las temperatura más adecuadas para la primera semana de vida del gatito están entre los 32 y 34ºC, y en la segunda hasta 29ºC; durante la tercera semana 26,5ºC, y en la cuarta 24ºC. Pasado el mes de vida, 21ºC o temperatura ambiente. Otro cuidado fundamental es estimular al gatito a realizar sus necesidades fisiológicas, porque hasta las tres semanas de vida es incapaz de lograrlo por su propia cuenta.

¿Cómo? Humedeciendo un algodón y frotándolo suavemente alrededor de sus áreas genital y anal, y repitiendo la operación antes y después de cada comida. Y es justamente cuando el gatito huérfano completa cuatro semanas de vida el momento perfecto para que comience a interactuar y jugar con las personas de la casa.

Hay que tener mucho cuidado para que no se lastime porque aún es muy frágil, pero es importante comenzar la etapa de socialización cuando cumple su primer mes. Relacionado: Gatos: Alimentación de cachorros huérfanos.