Gatos japoneses


11 Los gatos japoneses, cuya raza se llama Bobtail y en su país de procedencia son símbolos de amistad, tienen un origen muy antiguo, y su principal característica es su cola.

Enroscada y cortita, de 8 a 10 cm de largo, nos recuerda a la de un conejo.

En Japón el Bobtail es un símbolo de amistad. El gato Bobtail tiene una personalidad muy especial: es un gato cariñoso, compañero, inteligente y se adapta fácilmente a cualquier ambiente, con lo cual puede vivir en casas o apartamentos. Tiene un bello porte, delgado pero musculoso, lo cual le da una apariencia muy elegante. Su pelaje puede ser largo o corto, pero es suave como la seda, y de los más diversos colores: blanco, negro, manchado e incluso amarillo.

El pelaje de los gatos japoneses requiere ser cepillado en lo posible todos los días. Los gatos japoneses son los compañeros ideales, debido a su carácter vivaz y a la gran lealtad a sus dueños.

Es un gato que se hace querer, le gusta mucho interactuar con sus dueños y recibir su atención. Se caracterizan además por "hablar", a través de un maullido cantado muy particular. La ausencia de estrés es otra de las ventajas de los gatos japoneses, que pueden enfrentarse a distintas situaciones como viajes e incluso la presencia de extraños sin alterar su temperamento agradable y juguetón..