Gatos: ¿qué no deben comer?


11 Algunas alimentos no son compatibles con el organismo de los felinos, por lo que resulta conveniente alejar de su dieta diaria.

En algunos casos, esos alimentos provocan agudos problemas de salud en tu mascota, y en otros simplemente no tiene ningún valor nutricional. Por ejemplo, es importante entender que la comida humana no es nada nutritivo para el gato.

En algunos casos, puede ser delicioso incluso, pero es intrascedente, cuando no agregan calorías que pueden redundar en casos de obesidad y otros problemas. La comida para perros tampoco es apta para los gatos, pues no posee las mismas características, al ser ambos animales con distintas necesidades nutricionales, por lo que el desarrollo alimenticio del animal puede ser deficiente. Por otro lado, hay productos de los que el gato debe huir como de la peste. Por ejemplo, el chocolate, el café y el té, pues posee sustancias que alteran el ritmo del corazón.

Así también la cebolla, que tiene compuestos tóxicos para los glóbulos rojos.

Y el ajo, que puede producirle anemia si consume en una cantidad respetable..