Gatos tricolores


11 El manto tricolor en los gatos (blanco, negro y rojo) es exclusivo de las hembras.

La explicación hay que buscarla en la genética.

El color naranja del pelaje está asociado al cromosoma X por lo que el macho no podrá ser tricolor. Una hembra tiene dos cromosomas X (XX), mientras que el macho tiene un cromosoma X y otro Y (XY). Pues bien, en los gatos, el gen O (color anaranjado) funciona de un modo curioso y va unido al gen X.

Si una gata tiene dos genes OO resulta tricolor. Sólo habría excepción en los que sufrieran el síndrome de Klinefelter.

Este caso se da en un gato cada 3.000. Los machos de manto tricolor son en su mayoría estériles.

Las características de tricolor y fértil se dan en la proporción de uno cada 10.000 gatos. Al gato macho le es imposible poseer el cromosoma OO, puesto que sólo tiene un gen X y en Y no está el color anaranjado.

El comportamiento en el gato macho es muy curioso: OY es de color naranja y OY es de color no-naranja, pero nunca OO. El gato tricolor constituye una de las tantas curiosidades de la naturaleza..