Gecko, reptil como mascota


11 Si quieres una mascota diferente, puede resultarte atractiva la opción de tener un gecko en casa, porque es un reptil que se adapta muy bien como animal doméstico, es dócil y no suele morder. Eso sí, no es recomendable adoptar a más de un gecko, porque por lo general no socializan y se estresan.

Como todos los reptiles, este ejemplar es de sangre fría, y sería muy bueno si podemos proveerle algunas variaciones en la temperatura de su espacio, para que puedan trasladarse de acuerdo a sus necesidades climáticas. Esto se logra mediante piedras o placas de calor, que el gecko podrá buscar a gusto.

Hay que tener en cuenta que las temperaturas ideales para esta mascota son de 22 a 26ºC, y a la noche más cálidas que en el día. Y prefieren los ambientes secos, con 20 a 30% de porcentaje de la humedad. Conviene siempre tenerlos en el mismo ambiente, porque los cambios de local también les generan estrés.

Otro cuidado especial que necesitan es el control de su peso, por lo menos una vez al mes hay que subirlos a una balanza.

Esta mascota requiere mucha atención porque puede contraer varias enfermedades, por eso piénsalo dos veces antes de adoptarlo, si no tienes mucho tiempo para dedicarle..