Golpe de frío. Emergencia veterinaria


11 La mitad del mundo en estos momentos sufre de bajas temperaturas, y nuestras queridas mascotas pueden exponerse al "golpe de frío".

Este es un tema serio del que hay que informarse con el veterinario en lo posible antes de que pase.

Cuando baja mucho la temperatura del cuerpo de nuestra mascota es un error fatal intentar subirla rápidamente, ya que podemos matarla tratando de ayudarla. Hay que hacerlo muy lentamente ya que el ascenso brusco en la temperatura genera lesiones por isquemia-reperfusión, por la rápida vasodilatación que producimos en las zonas donde va llegando el calor. Esto hace que al volver a circular la sangre se liberen radicales libres que dañan las membranas celulares, matando por supuesto células y tejidos.

A recordar, lentamente! El otro punto es que cuando el animal comienza a moverse, todavía sus reflejos están "entumecidos", incluso el de deglución.

Dar cualquier tipo de alimentación o líquidos puede ser riesgoso ya que pueden aspirar lo que le demos, entonces, si vamos a hacerlo, que sea con extremo cuidado. Por último, no hay que asustarse si hacen convulsiones mientras recuperan la temperatura. Tengo trepada al hombro en este momento a la hija del gatito que se sacudió como poseído cuando se recuperaba! Recordemos siempre conservar la calma en las urgencias. .