Granuloma por lamido. Un problema psicológico en perros y gatos. Segunda parte


11 La zona que eligen para lamer pierde el pelo, se inflama y se pierden capas de piel, se produce erosión y úlceras.

No cicatriza debido a que se lamen permanentemente, por eso es común que la herida sea colonizada por bacterias y hongos.

A veces las lesiones muy crónicas pueden profundizarse hasta llegar al hueso, o articulaciones si eligen esa zona, con lo cual el granuloma se asociará con artrosis. El manejo de este problema suele ser tanto psicológico como medicamentoso. Para evitar el estrés, aburrimiento, etc, se implementa el ejercicio físico (paseos, caminatas), evitar situaciones estresantes, modificar el medio ambiente, evitar situaciones de confinamiento y aislamiento. Con respecto a los medicamentos, la administración de corticoides en forma local suele ser útil, aunque habrá que ponerles un collar isabelino para que no quiten el medicamento al lamerse.

Otros corticoides pueden administrarse dentro de la lesión. Como medicamentos no locales, están los antidepresivos y ansiolíticos, aunque los antidepresivos pueden presentar efectos colaterales en algunos animales, y los ansiolíticos no suelen ser drogas exitosas para el tratamiento, ya que mantienen al animal "distraído" pero no solucionan el problema de base.Puedes ver la primera parte de este tema ingreando aquí..