Halitosis en mascotas


11 Aunque es una afección relativamente común, el mal aliento en perros y gatos, llamado halitosis, no debe encararse con normalidad.

Si nuestra mascota la padece, es señal de algún problema en la salud del animal. La principal razón de la halitosis es la placa bacteriana que se acumula sobre los dientes de la mascota.

Esta placa está compuesta por proteínas, células muertas, saliva, restos de comida y bacterias, y una vez fermendada, produce mal olor. Si este problema no se trata, puede avanzar y convertirse en una gingivitis o hasta en periodontitis. Hay además otras causas para el mal aliento, y son enfermedades como diabetes mellitus, insuficiencia renal, enfermedades gastrointestinales, infecciones bucales y de los senos paranasales, amigdalitis, cáncer y traumatismos, además de algunas enfermedades autoinmunes.

La alimentación de la mascota también influye en su aliento, y dietas ricas en proteínas favorecen la halitosis. Para diagnosticar la causa de la halitosis hay que realizar una consulta veterinaria, y a partir de la misma se indicará el tratamiento adecuado.

En casa, los cuidados fundamentales son el cepillado de los dientes de la mascota, que se aconseja ejecutar por lo menos tres veces por semana; y el consumo de galletas duras, especiales para evitar la formación de placa bacteriana. Referido: Mascotia.