Hepatitis en perros (I)


11 La vacunación es imprescindible como forma de prevención de la hepatitis infecciosa canina, enfermedad viral que pueden padecer los perritos de hasta dos años de edad, aproximadamente, cuando no están vacunados. Esta dolencia tiene tres formas de manifestación: la más grave es la sobreaguda, porque casi no hay síntomas que puedan delatarla, y su desarrollo es tan rápido que en muchos casos no hay tiempo de actuar, y el animal muere. En otros casos, a los que llamamos agudos, el perro puede verse con señales de deshidratación y desanimado, y hay síntomas como fiebre, dolor abdominal, tonsilitis, vómitos y diarreas.

Por último, está la hepatitis crónica, con faringitis y tonsilitis y decaimiento leve. Generalmente la hepatitis se desarrolla en forma breve y los síntomas en seguida desaparecen luego de 5 u 6 días, con lo no es raro que se pase por alto la consulta con un profesional.

A pesar de esto, es importante la visita al veterinario porque aun estando el animal con apariencia saludable, el virus se sigue liberando desde el riñón, por hasta 8 meses, con graves consecuencias para su salud. Referido: Mascotia.