Hernia discal en perros


11 La hernia discal es una enfermedad que provoca mucho dolor en las mascotas: se trata de un mal degenerativo de los discos invertebrables, y ocurre cuando el material discal se abulta o se sale del canal vertebral, comprimiendo la médula espinal. Hay distintos grados para catalogar esta enfermedad, pero sus consecuencias son muy serias: la hernia discal puede causar falta de coordinación y hasta parálisis, y muy a menudo es responsable por el surgimiento de paraparesia, que es la dificultad de movimientos en las extremidades posteriores del animal. En cualquiera de los discos invertebrables puede aparecer una hernia discal, pero es más frecuente en los segmentos cervical, torácico caudal y lumbar.

Se diagnostica luego de la realización de prácticas como radiografías de la columna vertebral del perro, aunque a veces este método es ineficaz para visualizar las hernias, siendo necesaria una mielografía, una técnica más específica. La hernia discal se trata mediante una cirugía que permite descomprimir la médula espinal, pero sólo será indicada después de un exhaustivo control de la salud del animal, que debe contemplar su edad, raza, historia clínica y demás aspectos de su condición física. Referido: Guía Dog.