Intoxicación con metales pesados en mascotas


11 Metales pesados suena un tanto fuerte, pero tenemos algunos de ellos para uso doméstico, en artefactos que son cotidianos y útiles para las personas.

Su ingestión puede causar una intoxicación aguda en las mascotas, especialmente en los perros. Por un lado, los metales pesados como las monedas y las pilas pueden provocar intoxicaciones, pero también una peligrosa y a menudo traumática obstrucción intestinal. Lo que sucede es que una vez que la mascota haya ingerido el metal, entran a hacer su trabajo los jugos gástricos, que liberan el zinc, que es absorbido rápidamente hasta llegar al torrente sanguíneo. Entonces los animales comienzan a manifestar diarreas, vómitos, pérdida de peso, una debilidad general y riesgos de infección profunda y extendida. Lo que hay que hacer es, en el caso de las pilas, colocarlas en contentedores especiales, fuera del alcance del animal, en donde no puedan sufrir un vuelco como para que la mascota la ingiera.

En el caso de las monedas, deben estar guardadas también convenientemente..