Juchka, la perra que adoptó a una tigresa


11 El institnto maternal en las especies animales es en muchas ocasiones incomprensible, y en muchas otras maravilloso.

Esta es la historia de May, una tigresa concebida in vitro, que fue abandonada por su madre biológica al poco tiempo de nacer. El personal del zoológico de Omsk, en Siberia, comenzó a preocuparse por la salud de esta pequeña, por lo que decidieron buscarle una madre sustituta que la aceptase.

Lo sorprendente fue que una perra llamada Juchka fue finalmente quien aceptó a esta bebé como si fuese un cachorro más de su camada. Tanto May como su nueva familia canina, se han adaptado perfectamente a la convivencia, la perra la mantiene junto a sus cachorros como si se tratase de uno más y lo mismo hacen sus pequeños hermanos, que juegan con ella y viven felices junto a su madre. Aunque la aceptación por parte de la perra fue todo un éxito, la dieta de May debe ser suplementada con una mezcla de leche de cabra y crema (nata), ya que la leche de tigre contiene cantidades de grasa cinco o seis veces superiores a la de su mamá adoptiva..