La antigua "rana diablo" era tan grande que podría haber comido dinosaurios recién nacidos


11 Un grupo de científicos anunciaron el lunes el descubrimiento en el noroeste de Madagascar de un voluminoso anfibio, apodado la "rana diablo", que vivió hace entre 65 millones y 70 millones de años y era tan horrible que podría haberse comido dinosaurios recién nacidos.

El animal era más grande que cualquier rana que viva hoy en día y quizá haya sido la más grande que alguna vez haya existido. Su nombre, Beelzebufo ampinga, proviene de Beelzebufo, que es el significado de diablo en griego, y bufo, que es el latín de sapo.

Ampinga significa "escudo" y tiene que ver con una parte de su anatomía que se asemeja a tal arma. El Beelzebufo tenía 41 centímetros de largo y pesaba alrededor de 4,5 kilogramos.

Estaba poderosamente armada y poseía una boca muy ancha y fuertes mandíbulas. "No es imposible pensar que el Beelzebufo podría descender de reptiles, mamíferos o ranas más pequeñas, e incluso -si se considera su tamaño- podría provenir de los dinosaurios", dijo el paleontólogo David Krause durante una entrevista telefónica.

La paleontóloga Susan Evans, otra científica que participó del hallazgo, observó que "debe haber sido bastante mala". Aunque vivió muy lejos, el Beelzebufo parece estar relacionada con un grupo de ranas que vive actualmente en Sudamérica, según dijeron los científicos. Son apodadas ranas "Pac-Man" debido a sus enormes bocas.

Algunas tienen pequeños cuernos en sus cabezas, al igual que podría haber tenido el Beelzebufo, ganándose así el sobrenombre de "rana diablo". La rana más grande conocida hasta ahora era la goliat del oeste de África, que alcanza hasta 32 centímetros de longitud y 3,3 kilogramos de peso.

La presencia de Beelzebufo en Madagascar y de sus parientes modernos en Sudamérica es la última señal de existencia de un enorme puente puente entre la isla africana y la Antártida -una mucho más templada- y América del Sur, dijeron los científicos. Fuente: yahoo.