La caspa enemiga de tus mascotas


11 El aseo en un animal debe ser igual de importante como lo es en las personas.

Si asea dos veces al mes con agua tibia, impedirás que las escamas se acumulen. Llegada la hora del baño, debes frotar el pelo y la piel de tu mascota con un shampoo para bebés.

Luego, enjuagar muy bien y secar minuciosamente. Si el champú para bebe no hace efecto puedes probar con un champú para la caspa. Deja reposar por 5 minutos para que los ingredientes del champú hagan efecto. Algunas recetas caseras: Frote su piel con harina de avena hasta que obtenga espuma. Si vive en clima seco, rocíe su pelo con un enjuague hecho de aceite para lubricar y humectar la piel. Para que la humedad penetre, frote su pelaje con la loción o crema humectante que usa para sus manos. Cepille con regularidad el pelo de su engreído para distribuir los aceites naturales. Preste atención a su alimentación y observe que alimentos estarían produciendo la caspa. .