La disciplina del perro, según César Millán


11 La disciplina canina tiene tantas teorías y prácticas como perros existen en el mundo.

Lo cierto es que César Millán prefiere –todos deberíamos hacerlo- lograr una disciplina en el perro a base de otras cosas que no sean la violencia o el maltrato. Según Millán, los golpes no son traducidos naturalmente como “no hagas esto” por los perros, sino que solamente provocan una reacción instintiva de temor, causada por la amenaza que siente. El propio Millán lo resume en su libro de la siguiente manera: “No es natural para el perro que alguien lo golpee, ya que entre ellos la disciplina no se impone de ese modo, y por tanto, el ser golpeados no se relaciona en su mente con transgredir las normas y provoca una reacción instintiva de temor que les puede causar timidez, desconfianza y otras emociones negativas”. Y agrega que, recordando a su abuela solía quien solía empuñar un periódico para infundir miedo en su mascota, “una mano que se cierne sobre ellos es una experiencia totalmente desconocida para su instinto, de modo que pueden llegar a desconfiar de todas las manos y no sólo de las que portan periódicos”..