La iguana como mascota


11 Entre las más de 300 especies de iguana que habitan la diversa geografía mundial, la más conocida la más conocida es la común (Iguana iguana), de color verde brillante con algunas bandas transversales oscuras en la cola y con el cuerpo recubierto de escamas. Es un animal que no tiene mayores problemas para adaptarse a la vida doméstica, sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cosas para que ello suceda.

Su tamaño y peso sin fundamentales, así los cuidados especiales que requiere. Debe tener un adecuado terrario con fondo rocoso, con una buena cantidad de plantas por donde pueda trepar.

Este terrario deberá tener un buen tamaño acorde a las dimensiones de la iguana. Cuando las iguanas son adultas, y ya que no suelen vender terrarios lo suficientemente grandes en las tiendas de mascotas La humedad adecuada para la crianza de la iguana es de un 80% para que pueda mudar bien su piel, y podemos proporcionársela mediante un humidificador o un spray.

Su alimentación debe ser hervíbora y puede incluir acelgas, alfalfa, canónigos, brotes de soja, manzana, pera, perejil, lechuga italiana, alfalfa verde, entre otros alimentos. La mejor hora para alimentarlas es en la mañana y debemos evitar darle zanahorias o espinacas ya que la descalcifican..