La leishmaniasis canina en España


11 La Leishmaniosis es producida por un protozoo (Leishmania infantum), y que se transmite siempre mediante la picadura de un insecto parecido a un mosquito pequeño, llamado Flebotomus perniciosus. En el perro afecta a diferentes sistemas orgánicos, normalmente al riñón, al hígado  y la piel, produciéndole alopecias, descamaciones, adelgazamiento y apatía.  No obstante, un perro puede ser portador de la enfermedad y no tener síntomas durante un periodo largo de tiempo, lo que dificulta su diagnostico.

La Leishmaniosis canina aparece principalmente en muchos países de América Latina y en todos los países de la región mediterránea.

En España las regiones más afectadas son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León. Actualmente la única forma de evitar esta enfermedad es mediante la prevención. Hay productos en spray en pipeta disponible que dan una cierta protección contra la picadura del flebotomus.

El último avance tecnológico es un collar impregnado de deltametrina,  con una eficacia demostrada del 95% frente a las picaduras de flebotomus (Scalibor®).  Es la segunda enfermedad parasitaria después de la malaria que más mata.

La leishmaniasis es endémica en 88 países, entre ellos España, pero sólo 18 de ellos tienen declaración obligatoria de la enfermedad. En España solamente existe la Leishmania infantum.

Se estima que en los últimos años existen 700 nuevos casos cada año.   .