La sarna felina


11   Tanto perros como gatos son susceptibles de ser atacados por la sarna.

En el caso de los gatos, la enfermedad es llamada sarna felina y es producida por un ácaro llamado científicamente Notoedres cati o Cheyletiella.

El mismo habita la piel del animal y lo va destruyendo de a poco si la zona no es tratada. Como el ácaro forma agujeros imperceptibles en la dermis, los gatos siente una fuerte comezón, y el contacto sucesivo de los dientes o las uñas del anima agudiza aún más la destrucción de los tejidos. También existe otro ácaro denominado Otodectes cynotis que parasita solamente los oídos. El resultado de la lucha del gato con sus propios medios contra el mal trae aparejado, también, una devastadora acción en la zona de las orejas.  Baños y cremas suelen ser tuilizados para eliminar la sarna felina.

También existen inyectables que deben ser medicados por el veterinario.   .