Las cacatúas, coloridas mascotas


11 Las cacatúas son muy llamativas por su plumaje y ese característico copete.

De entre las cacatúas, hablaremos de las conocidas como Cacatúas Ninfas, Carolinas, o científicamente como Nymphicus hollandicus, a estas aves se las reconoce por tener pocos colores (blanco, negro, rojo o amarillo) y un copete de plumas en la cabeza, que algunas veces presenta un color distinto al del resto del plumaje. Estas aves fácilmente se adaptan a cualquier espacio porque son aves que se crían en cautiverio (de ser así su venta es legal), Por ser nativas de hábitat tropicales resulta mucho mejor tenerlas en lugares de clima parecido. De tamaño más pequeño que las otras aves, esta variedad no posee los pigmentos que dan la coloración verde a otras especies de loros.

Por sus notorias cualidades estéticas bien darían realce y viveza a tu pajarera doméstica o a tu jardín. Algunos cuidados para las Carolinas: La pajarera deberá ser situada en un lugar de poco tránsito en la casa, por ejemplo: en una esquina (siempre elevado del suelo). Esto reduce el estrés que pueda tener el animal. Para que tus mascotas se sientan relajadas debe tener su jaula o pajarera medio metro cuadrado por cada cacatúa.

La capacidad irá variando de acuerdo a cuántas cacatúas se tengan en la jaula.

El espacio dentro de la jaula deberá evitar que su cola y su cresta topen el piso o el techo de la jaula. Dentro de la pajarera hay que colocarles un trozo de madera para que puedan roer, lo que les permitirá realizar el ejercicio necesario para fortalecer su pico. Es recomendable que su jaula no sea de madera, puesto que podría ser estropeada por el recio pico de estas aves, incluidos los comederos y bebederos que deben igual presentar resistencia a su pico. Las cacatúas necesitan algunas horas al día para tomar sol.

En la noche se debe cubrir la jaula para protegerlas de las corrientes de aire. Su dieta debe ser equilibrada.

Se debe mezclar el alpiste, mijo, avena y semillas de girasol. Estos alimentos se pueden combinar con la ingesta de frutas frescas como los plátanos, el melón, la papaya, el durazno, la pera, la manzana, las uvas, el mango, entre otras. En cuanto a su aseo no te preocupes, una de sus gracias es que se asean a sí mismas si se les coloca una bañera.

Claro que si de estética se trata, a veces hay que preocuparse de darles un buen corte de uñas. .