Las iguanas y el calor


11 Se puede decir que la relación que tienen las iguanas con el calor es de vida o muerte.

Es decir, estos reptiles, al ser animales de sangre fría, necesitan el calor para poder lograr un equilibrio térmico adecuado y vivir.

El calor les ayuda a la digestión, al flujo normal de la sangre y le permite fortalecer sus defensas para enfrentar las enfermedades. Por ello, aquellos que tengan una iguana en casa deberán procurarle el calor suficiente. Lo pueden hacer la luz del sol o calefacción, dependiendo de la hora del día y la estación en que se encuentre. La situación ideal es que la iguana tenga a su disposición una casa en donde haya una zona de sol interesante.

Se puede pensar en un patio donde también haya sombras, en donde las iguanas puedan descansar también de los rayos solares cuando así lo consideren. Por otro lado, en cuanto al calor artificial, es necesario que la media de la temperatura sea de 30 grados centímetros.

Para ello, deberás procurarte de algún sistema de calefacción, especialmente en épocas de frío. Y en verano, dentro de la casa también debe haber un lugar donde pueda refrescarse. .