Las víboras como mascotas


11 Desde hace ya bastante tiempo se ha convertido en una de las mascotas exóticas predilectas por determinados tipos de personas: gente con osadía y desgarbo, que encuentra atractivo a las víboras y es capaz de darle particular cuidado y cariño. Ya sabemos que no son mascotas tradicionales, por lo que hay que tener con ellos cuidados especiales, saber qué lugar es el ideal para su hábitat, cuál es su dieta, entre otras cosas. La boa constrictora es la más común de las serpientes convertidas en mascotas.

La misma suele crecer hasta dimensiones considerables para ser una mascota, por lo que si uno decide tenerla, debe estar consciente y preparado para proporcionarle el espacio que necesita.  El carácter de la boa es bastante sosegado, por lo que la hace ideal para compartir espacio con los humanos.

Sin embargo, y esto paso con todas las serpientes que pueden ser mascotas, no es recomendable que la tenga quien no sepa cómo manejarla, ya que por supuesto tienen un instinto agresivo con quienes no la saben tratar.  En este sentido, hay que decir que hay un sutil diferencia: aquellas víboras que han crecido en cautiverio son propensas a un carácter más dócil que las adultas que han sido tomadas de su hábitat. Esta es una cuestión muy importante a tener en cuenta.     .