Lenguaje corporal de los caballos (I)


11 Como habrán observado, los caballos se comunican por medio de expresiones y gestos.

Movimientos sutiles, como mover las orejas o contraer los músculos del hocico.

Cuando no logran hacerse entender de esta forma, estos animales recurren a medidas más violentas como dar patadas. Sin embargo, si el dueño sabe interpretar las señales del animal podrá mejorar su relación con él. En primer lugar, la zona más expresiva de los caballos son sus orejas. Cuando están de lado, es una señal de relajación del animal; en cambio las orejas orientadas hacia atrás pueden significar varias cosas: orientación del caballo a los ruidos que vienen de atrás o a la voz de su dueño, pero si están acompañadas por labios contraídos o movimientos de cabeza, denotan una gran irritabilidad del animal, que puede estar listo para atacar. Las orejas hacia adelante demuestran el interés y atención del animal.

En esta posición un caballo saluda a otro.

Y también son el gesto elegido cuando están detectando algún peligro. Referido: Arca de Noé.