Los dulces no producen diabetes en los perros


11 Tantas veces habremos oído decir que los perros no pueden comer dulces "porque les puede venir diabetes"...

eso es un error.

Los dulces NO provocan diabetes en los perros. El origen de la diabetes se encuentra en determinados fallos pancreáticos, que provocan déficit de insulina, una hormona encargada de retirar el azúcar de la sangre para llevarla a los tejidos. Esta veriedad de diabetes, llamada diabetes sacarina o diabetes mellitus hace que la insulina se produzca en baja cantidad o no funcione adecuadamente.

Entonces las azúcares permanecen en sangre en altas concentraciones.

Entonces, si a un perro diabético le damos dulces elevaremos más aún el nivel de azúcar en sangre con todos los riesgos que esto conlleva. Los perros sanos pueden comer dulces sin que esto traiga problemas de salud, al menos no con respecto a si provocarán diabetes o no. Es conveniente ser moderados en cuanto a cantidades, ya que no los asimilan como nosotros.

Muchos veterinarios aconsejan no dar dulces a perros sospechosos de ser diabéticos, por lo menos hasta comprobar si padecen de la enfermedad o no. Sobre si los dulces provocan obesidad, esto no es tan así, ya que éstos no son el principal componente de una dieta canina.

El problema es la cantidad de alimento. Y con respecto a si van a quedar ciegos por comer dulces...NO!! A la ceguera la provoca la diabetes al producir cataratas, pero ya aclaramos que los dulces no provocan diabetes.

De todos modos hay muchos dulces para perros en el mercado, recomendamos estos últimos, y con respecto a los otros, a no olvidar, sean moderados. .