Mitos sobre la esterilización (I)


11 Si bien insistimos tanto con la esterilización de mascotas, todavía hay personas que sin mala intención se niegan sistemáticamente a estas prácticas, pero, ¿por qué lo hacen? Desgraciadamente la mala información se transmite más que la correcta, debido a que mucha gente transmite opiniones personales pero sin conocimiento. Trataremos cada uno de los mitos sobre la esterilización con todo detalle, para que no queden dudas de ninguna clase cuando llegue el momento de esterilizar a nuestras mascotas: Mito: La esterilización les quita a los animales el goce de su vida sexual. Realidad: No podemos quitar lo que no existe.

En los animales no está desarrollada la sexualidad al nivel que hemos alcanzado los humanos, por lo que pensar que les quitamos el disfrute del sexo es una idea errónea, es la consecuencia de humanizar tanto a los animales. Para un animal, el sexo es un proceso físico para la permanencia de la especie.

Se trata de hormonas, de instinto. La prueba de que las hembras sólo reciben a los machos en épocas de celo, pero los rechazan hasta con agresividad fuera de esos períodos es la prueba más importante.

Igualmente los machos buscan a las hembras sólo cuando perciben sus hormonas sexuales..