Mitos sobre la esterilización (II)


11 Otro de los temas que provoca la no esterilización en mascotas, sobre todo en los machos.

Y es a veces un tanto gracioso, pero se ve casi a diario en los consultorios...

Veamos un poco de qué se trata: Mito: Me da mucha pena operarlo. Cuando el veterinario sugiere al propietario hombre que su mascota sea esterilizada, y sobre todo cuando el animal es macho, el dueño tiende a "protegerse" como si la castración estuviese recomendada para él. Muchas veces sienten que no es "de buen amigo" hacerle a su perro lo que no les gustaría que les pase a ellos. Ni les cuento las veces que los veterinarios se toman esto con humor pero deben disimularlo mirando hacia otro lado...

sobre todo si se trata de una veterinaria mujer, ya que muchos dueños masculinos de mascotas toman el consejo de esterilización como una sentencia de muerte! Pero seamos coherentes y lógicos: Si cuando nos sugieren vacunar a nuestro animal no se nos hace tan difícil permitir que lo pinchen, en el caso de la castración es lo mismo.

No sólo no viven la sexualidad como nosotros, esto ya lo comentamos, sino que la esterilización es algo que se hace por su bien, evitando accidentes por andar tras las hembras y muchas enfermedades provocadas por las hormonas sexuales..