Obesidad en perros: Consultorio de mascotas


11 "Hola, tengo una perrita Basset Hound de cinco años, y cada día se está poniendo más gordita.

Tiene mucho apetito, y a veces le doy golosinas.

No me gusta mucho hacerlo, pero veo que cuando las come se pone muy contenta. ¿Qué puedo hacer?" El problema que afecta a tu perrita debe ser controlado, puesto que la obesidad en mascotas tiene serios riesgos para su salud.

Las causas del exceso de peso en perros pueden ser hormonales, emocionales y falta de actividad física, pero la más común de todas es justamente la que generó el sobrepeso de tu perra: la sobrealimentación. Es importante controlar el peso en nuestras mascotas, porque además de las consecuencias visibles como aumento de la masa corporal y disminución de la resistencia, la obesidad puede acarrear problemas en el corazón, los pulmones y hasta en las funciones reproductivas.

Además, un perro gordo tiene más posibilidades de sufrir diabetes, enfermedades infecciosas, problemas cutáneos y riesgos quirúrgicos. Un primer consejo es seguir la cantidad de ración recomendada en los envases del alimento balanceado para perros, y jamás excederte. Puede ser que tu mascota se queje y te pida más, pero es importante que aprenda a satisfacerse con porciones menores.

Esto puede lograrse si se habitúa al animal a que coma poco, y varias veces al día. Olvídate de las golosinas: ningún perro las necesita, es un mal hábito que no ayudará a combatir el exceso de peso.

Y por último, una indicación muy importante: para adelgazar, la mascota debe aumentar su actividad física, así que llévala a pasear con más frecuencia que actualmente..