Oftalmología. Conjuntivitis del gatito recién nacido


11 Los gatitos nacen con sus ojos y sus oídos cerrados.

Los párpados teminan de formarse y los ojos se abren aproximadamente entre los 7 y 10 días de edad.

Entonces empiezan a separarse los párpados desde el canto medial del ojo (del lado de la nariz), y al cabo de dos o tres días ya vemos todo el ojo abierto. Pero a veces es común ver que cerca de estos días se forman costras en sus párpados, o se observa un lagrimeo desde el canto medial, o un contenido semejante al pus saliendo del ojo.

Se trata de la Conjuntivitis de los Recién Nacidos (Ophthalmia Neonatorium). En general se debe a infecciones por bacterias que ingresan por el torrente sanguíneo, pequeñas heridas en el ojo o contaminantes ingresados desde la abertura (mínima, al comienzo) de los párpados.

Es entonces que los párpados cerrados se inflaman si no es tiempo de abrir los ojos, o se forman las costras y supuran cuando ya han empezado a abrirlos. El tratamiento consiste en remover las costras con un trozo de algodón o palillo embebido en solución fisiológica, permitiendo que se hidraten y aflojen antes de intentar retirarlas por la fuerza (puede dañarse la córnea). En el caso de las costras más los ojos hinchados, a no asustarse, apenas se desprenda la costra una secreción verde y cremosa caerá de a gotas!.

Se continúa limpiando con suavidad los párpados hasta ver el ojo sin suciedad ni lagañas. En el caso de párpados hinchados, enrojecidos o alteraciones en la córnea habrá que consultar sin demora al veterinario, ya que puede necesitarse una terapia con antibióticos, reparadores de la córnea en caso de úlceras o tratamientos más complejos en el caso de infecciones como por ejemplo clamidias o herpesvirus, que pueden provocar ceguera si no son tratadas correctamente.

Si la inflamación ocurre antes de abrir los ojos, el veterinario deberá abrirlos quirúrgicamente para drenar la infección..